1990ko Manifestazioa

Por el derecho a vivir en paz

Bilbao, 27 Enero de 1990 

Manifiesto

Una vez más, muchos ciudadanos y ciudadanas hemos reservado un hueco en nuestras ocupaciones cotidianas para realizar un gesto efectivo, de responsabilidad personal y colectiva, en la necesaria construcción de la paz para este pueblo. Y lo hacemos motivados por el recuerdo de un hombre que vio con claridad que solo en paz podemos construir la paz. GANDHI nos sirve hoy de estímulo para unirnos en la búsqueda de una sociedad más humana. 

Durante el año pasado, la ciudadanía ha ido mostrando su creciente compromiso por la paz. La multiplicación constante de concentraciones silenciosas como protesta cívica ante el asesinato, la gran manifestación del 18 de Marzo, el apoyo sincero a los amenazados por la violencia, el mantenimiento de un consenso fundamental de las fuerzas democráticas a pesar de sus legitimas discrepancias ideológicas, son hechos que enmarcan un ejercicio permanente y solidario de este pueblo en la reivindicación de su PAZ. 

En esta progresiva toma de conciencia y de responsabilidad, vemos a la sociedad vasca participando del momento global de avance de la democracia y las libertades en el mundo. Desde aquí, podemos afirmar que el Pueblo Vasco, al optar mayoritariamente por la paz y la democracia, sigue el ritmo actual de la historia. 

Junto a esta visión esperanzada, la otra cara de la moneda, nos muestra la preocupante persistencia de la violencia como instrumento de acción política. Hoy mismo tenemos que volver a recordar que el ciudadano ADOLFO VILLOSLADA lleva ya 65 días secuestrado. Por eso, aprovechamos esta ocasión para exigir nuevamente su inmediata liberación sin condiciones, al tiempo que mostramos nuestra más profunda solidaridad con su familia, sus amigos y sus compañeros de trabajo. 

Hechos como éste no son sino la expresión de unas profundas actitudes de intolerancia por parte de quienes ejercen esa violencia, la apoyan o la justifican. Necesitamos empeñarnos en una CULTURA DE LA PAZ que tenga como fundamento principal el respeto a la vida de todas las personas. Sólo así seremos capaces de ir desterrando la irracionalidad que sostiene al terrorismo.
Del mismo modo, porque la vida es lo primero, y porque la democracia, como marco para desarrollar nuestras relaciones y proyectos, no debe ser malograda, vemos con preocupación el llamado caso de las GAL. Nos parece importante que la lucha contra el terrorismo esté enmarcada en la transparencia democrática y el respeto a la legalidad. Por eso, exigimos al Gobierno el máximo esfuerzo para su definitivo esclarecimiento. 

Para finalizar, animamos a la población a seguir, como lo ha hecho hasta ahora, comprometiéndose en la lucha por la paz y el rechazo de la violencia. En GANDHI, en su afirmación de que la paz misma es el único camino para la PAZ, encontramos un modelo estimulante. Y en la COORDINADORA GESTO POR LA PAZ DE EUSKAL HERRIA, en sus 57 grupos en otros tantos barrios y pueblos, os ofrecemos un cauce valido para expresar vuestra opción por una sociedad vasca reconciliada y en paz. 

Estamos convencidos de que así todos juntos vamos ganando terreno al DERECHO A VIVIR EN PAZ. 

Muchas Gracias. 

Bilbao, 27 de Enero de 1990
COORDINADORA GESTO POR LA PAZ DE EUSKAL HERRIA

Powered by
Logotipo Sarenet S.A.
Gesto por la Paz
Coordinadora Gesto por la Paz de Euskal Herria